Privatización del hotel y eventos a medida

Segun vuestras necesidades, el Palais se transforma para una prestacion a medida.

Un remanso de paz para los actores…

La filosofía de Masandoia desea que vuestro paso tenga la particularidad de una estancia hecha a medida. Sea cual sea el evento, el personal del hotel se adapta y transforma el palacio y sus servicios para ofrecer una prestación a medida.

A título de ejemplo, Masandoia se presta perfectamente a los rodajes de películas.

En la primera del 2014, el hotel acogió el equipo de la película « Les Chevalliers Blancs » de Joachim Lafosse, desde marzo hasta mayo. Los actores Vincent Lindon, Louise Bourgeoin y Valerie Donzelli, al igual que el realizador y los productores permanecieron con toda tranquilidad en el Palais Masandoia, al privatizar el establecimiento para ellos.

En septiembre del mismo año, fue el equipo de la película « Las aventuras de Aladino »el cual beneficio de la privatización del palacio durante una semana. Kev Adams, el actor principal, Arthur Benzaquen, el realizador y el productor pudieron así disfrutar de Masandoia durante una semana en pensión completa.

El hotel recibió al igual el equipo de la película americana « Billy Lynn” de Ang lee, en junio del 2015. Durante dos semanas, tuvimos el honor de poner el establecimiento a disposición de un director galardonado con tres Oscars, al igual que de sus actores, como fue Vin Diesel, uno de los más conocidos, y de sus productores (Sony).

Por último, en mayo del 2016, fue el rodaje de una gran película francesa la cual necesito de la privatización del hotel: “La promesse de l’aube”, largo metraje dirigido por Eric Barbier, basado en un libro autobiográfico de Romain Gary, sobre el amor fusional que le une con su madre. Charlotte Gainsbourg y Pierre Niney, los actores principales, al igual que el director y la producción pernoctaron en el Palais Masandoïa durante una semana.

El personal de Masandoïa está de este modo acostumbrado a trabajar en paralelo con las empresas de producción para asegurarles la logística y responder a las necesidades de los actores y equipos de rodaje.

Estas diferentes experiencias dieron la ocasión de demostrar a la vez la flexibilidad y la creatividad del equipo del hotel.

Organizar vuestro evento

Prestaciones realizadas por el equipo del Palais Masandoïa

Instalación de una sala de cine

Para el equipo americano en junio del 2015, la piscina interior fue vaciada para será si transformada en una sala de proyección durante 10 días, permitiendo de este modo a los productores de visionar las escenas rodadas el mismo día.

Instalación de una sala de deporte

En esta misma ocasión, el spa dejo sitio para instalar una sala de deporte con equipos de fitness y de musculación, especialmente expatriados por la producción para el entrenamiento personal del actor principal Vin Diesel.

Instalación de una sala de montaje

El despacho del Palais Masandoïa se ha visto transformado en una increíble sala de montaje permitiendo a cuatro técnicos trabajar día y noche en la película.

Recepción de noche a la carta

Para estos rodajes de prestigio, todos los días organizábamos una recepción de noche para las cenas. Durante el rodaje en la primavera del 2014, fueron preparados para 100 comensales.

Un paraíso para las familias

El rodaje de los « Chevaliers blancs » habiendo durado varias semanas, los hijos de los actores se unieron al equipo durante sus vacaciones escolares. Para crear su parte de magia, el equipo de Masandoia instalo una gran tienda de campaña en el jardín con ochos camas para una estancia digna de las mil y una noches.

Para estos pequeños cinéfilos, el bar al igual se transformó en una mini sala de cine dedicada con sus películas favoritas…

Fin de año en el desierto

El Palais Masandoia también sabe de celebraciones y lo demostró durante otra recepción y fiesta privada con una cena especial realizada por un chef marroquí, con productos franceses y marroquís como son el foie gras, las ostras y el salmón.

Almuerzos y cenas de trabajo

Durante el Salón internacional de los Dátiles el cual se desarrolla al final del mes de octubre, una gran recepción privada fue organizada, la cena o comida fue concebida y realizada por un chef marroquí.

Nada es imposible

Raro son los lugares en el sud de marruecos donde es posible ofrecerse una degustación de sushis, ¡en el Palais Masandoia, fue posible durante el fin de año!

Una fiesta con Dj y un bar en el medio de las dunas, bajo las estrellas alrededor de dos grandes hogueras. ¡También es posible! ¡Y simplemente mágico cuando un grupo de bereberes toca al sonido de la música electro-house!

Durante estas noches festivas, el traslado de los comensales hacia el lugar confidencial donde será la noche, se encarga el hotel, al igual que de su vuelta a la hora que deseen.

Los días de después a las fiestas son sinónimo de Brunch para los que les gusta viajar. ¿Qué diríais de un brunch en un oasis o en medio de las dunas?

En el Palais Masandoia, permitiros liberar vuestros deseos. ¡Todo es posible, el único límite es vuestra imaginación!